miércoles, 6 de marzo de 2013



Para poder explicar y entender la motivación, se deben comprender los factores que la rodean, que la influyen y los métodos que la mejoran.
La podemos definir como la dirección e intensidad del esfuerzo producido. La dirección lo definiríamos como lo que el sujeto busca o hacia lo que se puede sentir atraído y la intensidad a la constancia que posee una persona para conseguir el objetivo. También se ha definido como la fuerza que produce una activación del comportamiento y la fuerza o motivo por el cual se dirige.
La motivación puede ser influida tanto por factores de personalidad, sociales, pensamientos los cuales relacionados entre sí con un objetivo común producen una carga motivacional.
Podemos diferenciar dos motivos por los cuales un deportista hace un deporte determinado, pero los podemos clasificar finalmente entre: factores internos (placer) y externos (paga).
Podemos encontrar la motivación en diferentes aspectos de la vida deportiva de una persona. Estos factores influyen en:
1. Reforzando y aumentado el aprendizaje de los deportistas.
2. El deportista motivado encontrará una mejora sustancial a la hora del rendimiento.
3. Satisfacción por la tarea hecha.
4. El deportista podrá elegir las tareas que más le motiven y realizarlas de manera placentera.
5. La persistencia, intensidad y frecuencia del entrenamiento del deportista, ya que si este está motivado será más persistente y pondrá más intensidad para lograr nuevos retos, e incluso a pesar de la adversidad.
6. El esfuerzo que emplee el deportista será verá afectado por su motivación, ya que siesta es alta verá aumentado también su esfuerzo e intensidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada